Se pronuncia Camberos contra el mando único y los exámenes de confianza

se-pronuncia-camberos-contra-el-mando-unico-y-los-examenes-de-confianza
Comparte esta información

Por: Lucía Medina Suárez del Real

El secretario de Seguridad Pública, Ismael Camberos se pronunció en contra del mando único y de los exámenes de control de confianza durante su participación en la glosa del Segundo Informe del gobernador Alejandro Tello en el Congreso del Estado.

En respuesta a los cuestionamientos de los legisladores locales, el secretario explicó que la política del Mando único, que concentra a todas las policías bajo la orden de una sola persona, se aplica ya en 28 estados de la República, siendo Zacatecas uno de los pocos que permanecen sin esta política. Sin embargo, dijo que su convicción era por el Mando mixto, y que era importante que los municipios contaran con su propia policía que permitía más proximidad social.

Luego de esto, el diputado de Morena Armando Perales lo cuestionó con respecto a los exámenes de control y confianza pues dijo que éstos sólo habían servido para desmantelar a las policías municipales dejando vulnerable a buena parte de la población y aumentando el trabajo de policías estatales.

A esto, Ismael Camberos respondió diciéndole que coincidía con su parecer, y que incluso voces a nivel nacional llamaban a revisar esta política porque no ha dejado buenos resultados en el país, que según el secretario de seguridad, es el único que los aplica.

En la misma sesión realizada este lunes 1 de octubre, el diputado Javier Calzada cuestionó que el número de elementos que integran a la policía estatal no son suficientes, pues no se cuenta ni siquiera con un tercio de los que recomienda la Organización de Naciones Unidas de acuerdo al número poblacional.

A ello, Ismael Camberos respondió diciendo que había un rechazo de los zacatecanos por ser policías debido a la situación de peligro, y también a los salarios, que en algunos municipios llegan a ser de 3 mil pesos quincenales.

Esto ha generado que varios municipios se encuentren sin policías o con un número pobre de ellos, pues además, a decir del secretario, se les ha hecho cómodo a algunos alcaldes no contar con elementos pues el dinero que presupuestalmente está etiquetado para ese sector, lo gastan en otros rubros, en tanto que la policía estatal se hace cargo de la seguridad de la demarcación.

Respecto a la preparación de los elementos policiacos, Camberos mencionó que se encuentran ante la dificultad de aumentar su nivel de preparación académica, pues en muchos casos apenas llega a la secundaria en tanto que existe el plazo fatal para el 9 de diciembre, fecha en la que todos deberían tener el grado de preparatoria. Esto como parte del Certificado Único Policial que exige además de este tipo de conocimientos, la aprobación de los exámenes de control.

Víctimas directas

Mencionó que hasta el personal de seguridad ha vivido las desapariciones en carne propia, y explicó que un elemento de Nochistlán se encuentra desaparecido, al igual que otros tres del municipio de Enrique Estrada. A ello se suma dos elementos de la Policía Estatal, así como dos trabajadores administrativos de la propia Secretaría de Seguridad Pública.

Centros de Readaptación

En cuanto a la situación carcelaria en la entidad, Camberos admitió las bajas calificaciones en los últimos años, pero dijo que esperaban subir en los próximos meses pues se han atendido algunas observaciones como, por ejemplo, la que se refiere a la alimentación de las personas privadas de su libertad.

En ese mismo sentido, explicó que el Centro de Readaptación Social de Cieneguillas, pese a no tener sobrepoblación, vive hacinamiento, debido a que en él se encuentran integrantes de cinco grupos delictivos que no pueden ser mezclados entre sí porque se correría el riesgo de peleas y homicidios.

La participación del secretario de Seguridad Pública en el Congreso del Estado duró cuatro horas, tiempo en el que explicó la situación actual de Zacatecas en ese tema, enfatizando que su labor es de contención, y que la policía es el último recurso del estado para mantener la seguridad de la población.