Privilegian gobiernos zacatecanos a la gran empresa extranjera


Para las PYMES locales es más caro establecerse en un parque industrial

privilegian-gobiernos-zacatecanos-a-la-gran-empresa-extranjera
Comparte esta información

Por Lucía Medina

Tener una nave en un parque industrial donde almacenar y operar máquinas y recursos, es tarea fácil para las pequeñas y medianas empresas locales, sobre todo porque a éstas les venden el terreno más caro que a las grandes empresas. A algunas les pagan hasta la energía eléctrica, y los uniformes.

El metro cuadrado de terreno para establecerse en el parque industrial les cuesta 6 dólares más a los pequeños y medianos, en relación a las grandes empresas, en su mayoría trasnacionales, que se instalan en el Parque Industrial Aeropuerto.

De acuerdo con declaraciones de René Pérez, subsecretario de Infraestructura de la Secretaría de Economía (Sezac), actualmente el metro cuadrado de terreno para las pequeñas y medianas empresas en el Parque Pyme 100 se comercializa a 30 dólares el metro cuadrado, mientras que para la gran empresa en el Parque Aeropuerto vale 24 dólares.

Asimismo, en el parque Pyme se otorga un plazo de 18 meses para liquidar la compra del terreno, mientras que en el Parque Aeropuerto se manejan plazos de 24 y 36 meses o bien, hasta junio de 2021, previo al término de la administración del actual gobierno.

El funcionario estatal agregó que el Parque Aeropuerto tiene una extensión de 200 hectáreas de la cual a la fecha, está ocupado el 40% por entre 13 y 15 empresas.

Por otro lado, el Parque Industrial Pyme consta de 15.5 hectáreas, superficie en la que 15 empresas ya están autorizadas para instalarse en aproximadamente el 30% del terreno, por lo que aún existe un espacio disponible de cerca del 70 por Respecto al elevado precio del terreno en el Parque Pyme en relación con el parque Aeropuerto en los últimos años, empresarios de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacitra) han alzado la voz para disentir de tal determinación.

En consecuencia, en agosto de 2016, el entonces secretario de Economía, Federico Borrego, declaró a la Jornada Zacatecas (nota de Raquel Ollaquindia) que se había tomado la decisión de tasar el costo, en aquel entonces de 24 dólares por metro cuadrado, en pesos, para que los empresarios no se vieran afectado por la volatilidad del precio de la moneda norteamericana.

Sin embargo, acotó que dicha decisión debía ser avalada por los integrantes del Fideicomiso Público de Inversión y Administración, derivado del Impuesto sobre la Nómina, decisión de la cual ya no se tuvo noticia debida a que en septiembre de 2016 cambió la administración estatal.

Las más favorecidas

 Hasta agosto de 2017, con información obtenida mediante transparencia, la Sezac dio cuenta de que en el Parque Industrial Aeropuerto están instaladas 13 empresas, de las cuales 7 no habían acabado de pagar la superficie sobre la que están establecidas.

El primer caso es el Triumph Group México, cuya instalación inició desde el sexenio de la exgobernadora Amalia García y a la cual se le donaron 149 mil 530 metros cuadrados de terreno y otros 150 mil 225 se le entregaron en comodato (prestado) con opción a compra-venta, sin que ésta se haya concretado.

Otra de las empresas en cuestión es Koide México, que fue inaugurada en 2012 en una superficie de 25 mil 196 metros cuadrados mediante un contrato de arrendamiento con opción a compra-venta, a un precio de 12 dólares el metro, lo que equivaldría, al tipo de cambio actual, a unos 330 mil dólares o bien a alrededor de 5.5 millones de pesos.

En la forma de pago se estipula un anticipo que debió haber sido cubierto el primer día de agosto del año pasado, así como un primer pago el 1 de agosto de este año, un segundo pago el 1 de julio de 2019 y el finiquito el 1 de julio de 2020.

Unas más de estas compañías es Johnson Electric inaugurada también en 2012 en una superficie de 74 mil 243 metros cuadrados bajo un contrato de comodato con opción a compra-venta a un costo de 10 dólares el metro y cuya forma de pago y monto de venta están en negociación.

Factoría K.C.F México también se instaló en un área de 14 mil 843 metros a través de un contrato de comodato con opción a compra-venta a 24 dólares el metro cuadrado con un anticipo fijado para el 1 de agosto de 2017, el primer pago para el 1 de agosto de 2018, el segundo para el primero de agosto de 2019 y el finiquito para agosto de 2020.

Yulchon México instalada en una superficie 67 mil 775 metros cuadrados también se encuentra con un contrato de comodato con opción a compra-venta a 24 dólares el metro cuadrado, no obstante la forma de pago y el monto de compraventa dice estar en negociación.

Asimismo, las empresas Murakami y Lear debieron haber pagado el terreno entre los meses de agosto y septiembre; a la primera se le vendieron 66 mil 409 metro a 24 dólares cada uno y a la segunda 71 mil 245 metros a 26 dólares cada metro.

 

Incentivos adicionales

 

Por otro lado, a estas empresas, desde su instalación se les ha apoyado con otro tipo de incentivos, por ejemplo a Johnson Electric en 2012, el gobierno estatal le apoyó con gastos parciales para la edificación de la nave industrial en la fase inicial.

En 2012, dicha compañía volvió a recibir apoyo para adiestramiento y capacitación, arrendamiento, energía eléctrica, agua, sistema de prevención de incendios, uniformes, transponte de personal, transporte de equipo y maquinaria y becas de capacitación.

En 2013 la compañía volvió a recibir incentivos para adiestramiento y capacitación, transporte de personal, uniformes y fibra óptica.

En este año, a Koide también la apoyaron con grúa viajera y arrendamiento, a Factoría K.C.F con capacitación, adiestramiento e infraestructura y a Murakami con apoyo parcial para gastos de instalación.

En 2015, se le proporcionaron incentivos a Triumph Group para transferencia e implementación de tecnologías, infraestructura y generación de empleos, en tanto que a Yulchon se le apoyó para instalación transporte de personal, servicios jurídicos de consultoría, gestión de impacto ambiental e infraestructura.

Ese mismo año a Murakami se le incentivó para entrenamiento y capacitación de personal y a Johnson Electric para transporte de personal.

Para 2016 se le otorgaron estímulos, de nueva cuenta, a Johnson Electric para transporte de personal, a Lear para gastos parciales de instalación, a Yulchon para maquinaria y equipo y a Murakami para la contratación de constructores locales.