¿Por qué aumenta el precio del agua en Zacatecas?

por-que-aumenta-el-precio-del-agua-en-zacatecas
Comparte esta información

Por: Alejandro Aguilar

La tarifa del agua aumentó este mes para todos los hogares zacatecanos a los que la Junta Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado de Zacatecas (JIAPAZ) les brinda sus servicios. Algunas personas consideran casi imperceptible este aumento, pues sólo fue de 5 pesos en cada hogar. Lo cierto es que 5 pesos, en cada hogar son cientos de pesos por cada cuadra, y miles por cada colonia, seguramente estamos hablando de millones de pesos por toda la zona geográfica donde JIAPAZ administra el consumo del líquido si el cálculo se hace por todo el año. Sin mencionar que hace cerca de tres años hubo un aumento en las tarifas de cerca del 30%.

¿Qué se hace con todo ese dinero?

Desafortunadamente no lo sabemos. Siempre que existe un incremento en el cobro de agua se argumenta que es con el fin de mejorar el servicio, tanto de la distribución como del sistema de drenaje, asegurar la disponibilidad y potabilidad del recurso, contar con el equipo para reparar fugas o bien para brindar el mantenimiento que se requiere. Sin embargo, la escasez del líquido sigue presente en los hogares zacatecanos, las fugas se siguen presentando y la calidad del agua sigue en cuestión ante la falta de estudios de impacto ambiental serios sobre la calidad del agua y su contaminación por las empresas. Entonces ¿por qué aumenta el precio del agua para los hogares zacatecanos?

Es verdaderamente un asunto público que llegados a este punto las autoridades se excusen arrojando la responsabilidad entre unos y otros (presidencia municipal, el director de JIAPAZ, la Comisión Nacional de Agua, el gobernador del estado de Zacatecas o inclusive el Presidente de México). Hasta donde se sabe, el problema hídrico encuentra su solución en la construcción de la presa “Milpillas”. Pero hasta el momento nadie se ha preguntado por las causas de la falta de agua en una zona donde la densidad poblacional no es tan intensa como en otras partes del país, por lo que la cantidad de consumo no es tan alta como en el centro y sur del país.

Tampoco ha existido un cuestionamiento a las actividades mineras y cerveceras industriales, las cuales requieren de grandes cantidades del recurso hídrico para articular sus operaciones económicas y para lo cual adquieren concesiones de millones de metros cúbicos del vital líquido. A ello hay que sumar la demanda del agua que se ha generado recientemente por el nuevo auge turístico que ha cobrado la región. De tal suerte hay una incertidumbre sobre el abastecimiento del agua en un futuro próximo que ya se empieza a vivir cotidianamente entre los zacatecanos, quienes hacen uso frecuente de las pipas, se quejan por la falta de distribución y atención por parte de JIAPAZ. Lo peor del caso es que la sociedad es la más afectada ante esta situación y la que está pagando los costos ecológicos del desabasto hídrico en la región.

Por lo tanto, en lugar de preguntarnos ¿por qué aumenta el precio del agua? También podríamos preguntarnos ¿Acaso es justo que sean los hogares zacatecanos quienes asuman el costo del desabasto de agua en la región?