MOVILIDAD URBANA

movilidad-urbana
Comparte esta información

Por: Germán Morales Enríquez

En los últimos días la titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano, Vivienda y Ordenamiento Territorial, (Seduvot), Guadalupe López Marchant ha estado anunciando en los medios de comunicación un nuevo sistema de transporte público para la zona conurbada de Zacatecas Guadalupe. De acuerdo a información proporcionada en una entrevista que circula en redes sociales, la titular de esta dependencia afirmó que la obra tendrá un costo de mil seiscientos millones de pesos. Es un proyecto necesario para la movilidad urbana en el área metropolitana porque es impostergable que el Estado asuma la autoridad, establezca la debida regulación a los concesionarios de transporte urbano y se mejore sustantivamente el traslado de las personas.

Como en muchos asuntos que el gobierno del estado ha intervenido, éste no es un ejemplo de éxito. Recordemos que durante el sexenio anterior se frustró la instalación de un “metrobús” que recorrería el eje metropolitano desde la comunidad de Martínez Domínguez hasta el campus Siglo XXI de la UAZ. En esta ocasión, la secretaría de desarrollo urbano de unos meses a la fecha ha estado anunciando pruebas con distintos proveedores de unidades móviles. Desconozco si estos vehículos a prueba son para renovar los autobuses que actualmente circulan o serán los autobuses del nuevo sistema de transporte que se pretende instalar en el bulevar. Como sea, en la controversia que se generó de aquella obra no efectuada durante la administración anterior, un medio de comunicación publicó que la Sedatu realizó un estudio en el que se sugería al gobierno y concesionarios modernizar el parque vehicular de transporte público y rediseñar las rutas que brindaban el servicio como una acción prioritaria, no recomendaban el autobús rápido confinado a un carril. La obra, como todos sabemos no se ejecutó.

Cabe señalar que hay colonias en el área urbana de Zacatecas y Guadalupe que no tienen cobertura de transporte público. La gente tiene dificultades para desplazarse a su trabajo, o a la escuela o a hacer diferentes actividades. Varias unidades se encuentran en deplorable situación, rutas como la 11 y la 7 tienen muy pocas unidades y casi no pasan, los operadores no están capacitados tanto para atender al usuario, como para respetar las normas de tránsito; las monstruosas y viejas unidades que recorren el Centro Histórico ponen en riesgo a los peatones, a las avenidas y a las edificaciones de un sitio considerado patrimonio cultural de la humanidad. Sería una muy buena noticia que sustituyeran estos camiones por vehículos de menores dimensiones.

Espero que este proyecto no sea solamente para instalar un tipo metrobús o algo por el estilo, o para beneficiar a constructores afines al gobierno, sino que sea un programa integral de rediseño y modernización del servicio público de transporte pensado en los usuarios. Recordemos que 4 de cada 10 habitantes de la zona conurbada utilizan el transporte público para moverse en la ciudad. Y ante las contingencias ambientales sucedidas últimamente en otras ciudades del país, vale la pena apostarle a utilizar el transporte colectivo y desincentivar el uso del auto particular con el fin de disminuir la emisión de gases contaminantes. La finalidad es que sea una obra sustentable y con valor público. Que le sirva a la gente.

Por estas razones es importante conocer el proyecto ejecutivo de la obra, los proveedores que participarán en la construcción, las contrataciones y los tiempos en que se ejecutará. Que se difundan con mayor amplitud las propuestas de modernización de este importante servicio para los ciudadanos. Requerimos de un transporte colectivo incluyente y moderno. Es impostergable hacer a la ciudad un entorno más amigable para las personas con el fin de combatir a la contaminación y eliminar los espacios propicios en los cuales la delincuencia actúa. Que la ciudad sea para la gente, que la infraestructura urbana esté diseñada para las personas que habitamos esta ciudad, no para los carros, los edificios o para unos cuantos privilegiados. El derecho a la ciudad como una prioridad.