EL RECREO: CONTRAPODER CIUDADANO CONTRA PODERES FÁCTICOS

el-recreo-contrapoder-ciudadano-contra-poderes-facticos
Comparte esta información

Por: Luis Medina Lizalde

Pocas veces como en estos días podemos apreciar la capacidad de producir consecuencias al país  de los denominados poderes fácticos, pocas veces como en estos días aparece nítida la urgencia histórica de construir el contrapoder fáctico por excelencia que no es otro que el que adquiere la ciudadanía consciente, organizada  permanentemente movilizada conforme a estrategias y tácticas combativas realistas.

La banca internacional mostró su capacidad de dañar nuestro entorno económico en unas  horas mediante la estrepitosa caída  del mercado de valores y  depreciación del peso como reacción a una iniciativa para cancelar las abusivas comisiones bancarias no sustentadas en un plan previamente amarrado  ni siquiera con los compañeros de bancada del Senador Monreal,  que además  incurre, según el analista financiero Enrique Galván Ochoa,  en la omisión de no incorporar la eliminación de las todavía más abusivas  comisiones que las AFORES cobran a los trabajadores por administrarles sus  ahorros.

Lo más cuestionable es el momento de la propuesta  que antes de la toma de posesión del nuevo Presidente suma en su contra  las furias oligárquicas  generadas por la cancelación del proyecto aéreo portuario en el Lago de Texcoco, el fin  de las millonarias pensiones de ex presidentes con la del  mundialmente  hegemónico capital financiero.

 Al  inicio del proceso al que se somete al mercadotécnicamente bautizado como el “narcotraficante  más peligros del mundo”,  el abogado defensor del Chapo Guzmán Jeffrey Lichtman  sostiene  que el Cártel de Sinaloa  entregó sobornos millonarios al ex presidente mexicanos Felipe Calderón Hinojosa y a Enrique Peña Nieto, afirmación destinada a ser creída aún sin pruebas  dada la historia de corrupción del régimen.

Los poderes fácticos rebasan las fronteras nacionales, su  capacidad de presionar incluye resortes fuera del alcance del gobierno mexicano y tienen “operadores” investidos de ideólogos.

Los poderes fácticos no actúan aisladamente, el cuantioso lavado de  dinero sería imposible sin el disimulo de segmentos del sistema bancario y  la captura de las economías nacionales en las tres recientes décadas  por la usurera banca internacional  jamás hubiese sido admitido  sin el engaño mediático operado por otro poder fáctico.  

                    NO ES  “A VER QUE SALE”

Cambio de régimen significa sometimiento de los poderes fácticos  a la voluntad ciudadana mayoritaria y a la ley. Lograrlo rebasa las posibilidades de la simple voluntad, los poderosos intereses  se defienden induciendo ingobernabilidad, usan los medios de comunicación bajo su influencia  para sembrar confusión y desestabilizar, lo mismo en Argentina que en Brasil, en Ecuador y Perú.

El plan de cambios, denominado la Cuarta Transformación, requiere de un apoyo ciudadano de magnitudes sin precedente que solo se consigue con una gran credibilidad en el gobierno entrante, las falsas  fotos de la inventada boda de uno de los hijos de Andrés Manuel  alegremente difundidas por Carlos Alazraki es un juego bobo junto al arsenal de guerra sucia de la que se valen los que se sienten afectados por los cambios.

Un frente de batalla política es el de la moralidad pública. Ningún gobierno, empezando por el que encabeza el Papa de Roma puede garantizar que todos sus integrantes sean honestos, pero si puede garantizar que en caso de ser pillados en faltas y delitos no queden impunes.  Hasta sus más radicales adversarios reconocen la honestidad del Presidente Electo, lo que es  indispensable punto de partida.

El otro campo de batalla política es comunicacional, si el gobierno no comunica con eficacia dejará un amplio margen para que los enemigos del cambio recluten desinformados.

Ninguna batalla se libra sin estrategia, ninguna guerra se declara sin sustento en la  correlación de fuerzas, eso lo sabe el régimen revolucionario de Cuba que con todo y sus ganas no se le ponen de pechito a los gringos tomando por asalto la Isla De Guantánamo, caso contrario a la dictadura Argentina que tomó por la fuerza las islas Malvinas para recibir la derrota más humillante ante la perfidia Inglesa.

Sería imperdonable el desperdicio del voto que los electores le dieron al proyecto de Nación al respaldar a López Obrador con la mayoría legislativa en aras de que logre su cometido.

La autonomía es para el Poder Legislativo como un todo, no para alguna de sus  partes, mucho menos para los que al afiliarse a partidos se someten por decisión propia a reglas y jerarquías plasmadas en leyes específicas.

                                 TIEMPOS DE LUCHA

Son tiempos de combatividad civilizada, pacífica y legal, de que los movimientos sociales se sacudan las telarañas  clientelares  para ser  dignos protagonistas del cambio, de que los sindicatos dejen entrar la democracia, de que la prensa haga su trabajo sin ser reprimida ni corrompida.

De todo eso se necesita para crear el contrapoder ciudadano frente a  los poderes fácticos.

Nos encontramos en El Recreo

@luismedinalizalde

luismedinalizalde