Congreso de Zacatecas: entre excesos y austeridad simulada

congreso-de-zacatecas-entre-excesos-y-austeridad-simulada
Comparte esta información

Por: Heraclio Castillo Velázquez

 

Apenas el pasado 27 de agosto el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) publicó su estudio “Informe Legislativo 2018” en el que Zacatecas figura como la tercera entidad con mayor crecimiento en su presupuesto entre 2017 y 2018, con un 3% de variación que contrasta con el recorte del 23% al presupuesto del Congreso de Durango (unos 41 millones 163 mil 430 pesos) en el mismo periodo.

 

Los llamados a la austeridad parece que quedaron solo en el discurso si consideramos que, aunque el Congreso de Zacatecas se ubicó en el lugar 15 con mayor presupuesto en el país, se posicionó en octavo lugar con mayor presupuesto por habitante: 196 pesos, cifra que contrasta con los 23 pesos por habitante en el caso del Congreso de Puebla.

 

Dicho estado también es el que tiene el menor presupuesto por diputado en el país, con apenas 3 millones 538 mil 341 pesos, en comparación con los 10 millones 532 mil 222 pesos por cada diputado en Zacatecas y que ubican a esta entidad en el lugar 14 a nivel nacional. Si los diputados locales tuvieran un presupuesto por legislador como el de Puebla, en Zacatecas se ahorrarían 209 millones 816 mil 430 pesos.

 

El estudio realizado por el IMCO también destaca que fueron varios los Congresos locales que invadieron las funciones de los gobernadores al autorizar partidas para “ayudas sociales”, a pesar de que la ley no los habilita a dar despensas o juguetes, ni ofrecer fiestas o ayudas económicas, y tampoco a construir obra pública.

 

Sin embargo, las críticas a dichas “ayudas sociales” no impidieron que el Congreso de Zacatecas se ubicara como el quinto con mayor gasto anual en este concepto al destinar 71 millones 731 mil 625 pesos para este fin, en contraste con Yucatán, Tamaulipas, Jalisco y Durango que no destinaron recursos para este concepto.

 

Los excesos, además, se llevaron a otro tipo de partidas, pues Zacatecas es de las únicas tres entidades en el país que cuentan con bonos para los diputados; para el caso de nuestro estado, los legisladores se otorgan un bono especial anual, mientras que en Oaxaca se dispone de un bono de productividad y de despensa, mientras que en Sinaloa se tiene bono de productividad y navideño. Agréguese que el Congreso de Zacatecas es una de las 15 entidades donde se otorga prima vacacional a sus diputados.

 

El estudio del IMCO también señala que Zacatecas y Querétaro están en la posición 18 entre las entidades con mayor número de plazas legislativas, con 287, aunque ningún trabajador forma parte del Servicio Civil de Carrera, a pesar de que esta figura existe en la legislación. Esto ha llevado a que Zacatecas se ubique en noveno lugar con mayor número de plazas por diputado (comparte lugar con Nuevo León, Michoacán y Guanajuato), con 10 plazas por legislador.

 

Sin embargo, en dichas entidades cada diputado representa entre 117 mil y 165 mil habitantes, mientras que en Zacatecas cada diputado representa a 53 mil 734 habitantes cuando el promedio nacional es de 100 mil 708 personas por cada legislador, lo que podría sugerir un exceso de representantes en el Congreso de Zacatecas en relación con su población.

 

El estudio llega en un momento oportuno ante el cambio de administraciones y conviene recordar algunas de las propuestas realizadas por el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) para fomentar la austeridad y la eficiencia, como ajustar el presupuesto entre un 25% y un 40%; suprimir partidas a grupos parlamentarios y comisiones; eliminar la práctica del “moche”; reducir comisiones legislativas, contratos por honorarios y viáticos; además de eliminar gastos de seguros médicos, telefonía celular, vales de gasolina y comida, uso de vehículos y contratación de despachos.